Autoconocimiento personal y profesional

Para comenzar cualquier proceso que tenga que ver con la promoción de nuestro perfil, ya sea personal o profesional, tenemos que hacernos una autoevaluación. Incluso a la hora de promocionar nuestra marca personal. ¿Qué marca somos?

¿Quién eres? ¿En qué me puedes ayudar?

Son las dos preguntas encubiertas que vienen haciéndose los reclutadores cuando nos vendemos como sus posibles empleados y, para ello, debemos conocernos. Existen diferentes herramientas, tanto personales como profesionales, que nos ayudan a clarificar ideas sobre la concepción que tenemos de nosotros mismos, también sobre labrarnos un camino con el fin de llegar a nuestras condiciones laborales deseadas.

En el caso de los inventarios personales se puede realizar un DAFO como herramienta auto-evaluadora de nuestras competencias personales.

A continuación, se propone otra herramienta para que nos hagamos esta serie de preguntas incomodas.

 

Foto tomada en Las Fallas valencianas en 2012

Foto tomada en Las Fallas valencianas en 2012

Además de analizarnos y conocernos a nosotros mismos es importante analizar hacia donde queremos ir, es decir, qué ofertas de trabajo nos interesan, qué jornada me gustaría, qué tipo de trabajo quiero desarrollar y/o qué nivel de autonomía me gustaría tener.

Todos ellos son aspectos sobre el tipo de empleo que queremos y las condiciones que deseamos. Cada uno de ellos no sirven para hacer una criba de las ofertas que nos interesan sino para saber hasta dónde queremos llegar, cual es nuestro objetivo.

Igualmente, hay que elaborar una serie de preguntas en relación al puesto deseado:

 ¿Qué horario? ¿Ubicación? ¿Tareas a realizar? ¿Posición?¿Salario? ¿Grado de autonomía?                 ¿Movilidad?          

 ¿Formación ofrecida? ¿Reconocimiento? ¿Clima laboral agradable? ¿Retos continuos?      ¿Cambios constantes?

 

Aunque en la actualidad no filtramos nuestras ofertas, sea por necesidades económicas o personales, eso no significa que no diseñemos como nos gustaría que fuese nuestro empleo, ya que nos ayudará no sólo a planificar un camino sino a reconocer lo que estamos haciendo en cada momento de nuestras vidas profesionales y laborales.

Y, por supuesto, para que ningún reclutador nos deje, en la entrevista, al descubierto ante lo que somos y sabemos hacer.

Foto tomada en Las Fallas valencianas en 2012.

Foto tomada en Las Fallas valencianas en 2012.

Anuncios
Categorías: Orientación Laboral | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: